Métodos básicos para hacer coincidir los ladrillos - Guía de albañilería

Métodos básicos para hacer coincidir los ladrillos

Los ladrillos viejos son una especie de tesoro, pero hacer coincidir los ladrillos cuando se hace una expansión o reparación puede parecer una tarea de enormes proporciones. Con estos métodos básicos, usted podrá hacer coincidir la apariencia de los ladrillos viejos con los nuevos exitosamente.

Por Don Foster

No se conforme con igualarlo de manera mediocre.

No se conforme con igualarlo de manera mediocre.

Cuando se repara o expande una estructura de mampostería el objetivo es que su apariencia sea igual a la mampostería existente. Esto significa que se deben hacer coincidor el tamaño, color y textura, siempre asegurándose de que parezca que las estructuras “van juntas”. Imagine una casa o garaje, o un grupo de edificios en el campus de una universidad. La apariencia de unidad de dos edificios puede quedar destruida cuando se hace una reparación o se añade una nueva pared usando piedras y ladrillos que no son iguales. Una reparación que, aunque pequeña sea desigual, dejará una cicatriz en la estructura y reducirá el valor de la propiedad, así es que no se conforme con eso. Más aún, jamás opte por construir o hacer una expansión sin usar mampostería por miedo a que no podrá hacer coincidir los ladrillos nuevos con los viejos. Usted simplemente necesita saber cómo hacer coincidir los ladrillos.

Cómo encontrar el ladrillo adecuado

Debe comenzar a buscar con la mayor anticipación posible. Entra más opciones tenga, mejores serán los resultados. Primero, investigue si aún fabrican los ladrillos originales. De ser así, averigüe si los está fabricando la misma planta. Cuando un fabricante de ladrillos deja de hacer un tipo de ladrillo específico (tal vez porque la planta va a cerrar) en una planta y cambia la manufactura a otra, el cambio en instalaciones significa que es posible que la materia prima, la maquinaria y los procesos de manufactura también hayan cambiado. La manufactura de ladrillos implica muchas variables, y cualquiera de ellas puede cambiar el color o la textura del producto terminado.

La mejor manera de saber si sus opciones tentativas son buenos candidatos es obtener una muestra que represente el rango completo de color, tamaño y textura. De ser posible, construya un panel de 40 ladrillos, puestos sobre mortero, y asegúrese de incluir los porcentajes apropiados de los diferentes rangos de color de los ladrillos que va a representar. El color del mortero es un porcentaje importante de la pared, por lo que también deberá igualarlo.

Pueden mezclarse dos o más tipos de ladrillo

Algunas veces, un solo tipo de ladrillo no da el rango completo de colores necesarios para igualar la pared original. Para obtener el rango que necesita, intente mezclar dos o más tipos de ladrillos funcionen juntos. Crear una mezcla como esta requiere de una planeación cuidadosa. Además de igualar los colores y las proporciones de colores de la pared original, debe asegurarse de que los nuevos ladrillos funcionen juntos. Revise la altura y longitud de la cara y la profundidad del lecho.

La mala planeación puede llevarlo a tomar malas decisiones de color y textura.

La mala planeación puede llevarlo a tomar malas decisiones de color y textura.

Igualar los tamaños es esencial para lograr una mezcla atractiva. Para el albañil es muy difícil colocar los ladrillos cuando las alturas y longitudes de las caras de los ladrillos no son compatibles. La nueva pared puede verse irregular y mal hecha. A veces, no se podrá alinear con la pared existente.

El color también es esencial y debe ser el adecuado con base en tres parámetros. Primero, cada color que es parte de la mezcla debe ser el correcto. Segundo, cada color debe tener su porcentaje adecuado en la pared. Tercero, los colores deben arreglarse de tal forma que emulen la manera que están espaciados y colocados en la pared original.

Tíñalos de ser necesario para igualarlos aún más

Si el ladrillo simplemente no está disponible, busque un tipo de ladrillo que tenga el mismo tamaño y textura y que tenga el color más cercano posible al de la pared original. Asegúrese de que los ladrillos sean buenos candidatos para ser teñidos. Todo lo que tiene que hacer es asegurarse de que la superficie sea absorbente con ayuda de una prueba de agua sencilla. Vierta un poco de agua en la pared. Si absorbe algo de agua y se hace más oscuro temporalmente, entonces pueden incorporar un proceso de teñido especial para mampostería a su plan.

Se le puede enseñar al cliente una muestra del tinte para su aprobación usando cinta adhesiva azul alrededor de la sección teñida.

Se le puede enseñar al cliente una muestra del tinte para su aprobación usando cinta adhesiva azul alrededor de la sección teñida.

Usar un sistema de teñido especial para mampostería tiene muchas ventajas. El producto jamás lastimará el ladrillo o la mampostería a la que se aplique. También se aplica de manera artística con una brocha, ladrillo por ladrillo, para maximizar la absorción en la parte frontal de la mampostería. Jamás de rocía ni se aplica con un rodillo.

Otra ventaja es que el tinte es translúcido, lo que significa que usted puede cambiar el color, y a la vez conservar las variaciones naturales en tonalidades que le dan al ladrillo su apariencia natural. De hecho, en vez de pintar el ladrillo de un solo color, el tinte se mezcla con los colores existentes dentro de la superficie para producir el resultado deseado.

Es importante considerar cómo se colocan los ladrillos. Al teñir, usted puede elegir el número o porcentaje de ladrillos que cambiará, los colores que usará y, lo más importante, qué ladrillos en qué ubicaciones de la pared serán teñidos. Cada elemento del proceso es controlado, haciendo que se puedan imitar todos los aspectos de la pared.

Es importante usar un sistema de tinte especial para mampostería

Se muestra un producto similar a la pintura que se aplicó menos de dos años antes de haber tomado la fotografía. El color es de un solo tono y la superficie está ampollada. El mortero también tiene un producto similar a la pintura. Estos productos no son tintes especiales para mampostería.

Se muestra un producto similar a la pintura que se aplicó menos de dos años antes de haber tomado la fotografía. El color es de un solo tono y la superficie está ampollada. El mortero también tiene un producto similar a la pintura. Estos productos no son tintes especiales para mampostería.

Tenga cuidado con las compañías que usan látex o acrílicos. Estos materiales pueden comenzar a pelarse, desvanecerse, agrietarse, desprenderse o ampollarse en solo unos cuantos años y son difíciles de quitar de los ladrillos y el mortero cuando es necesario reaplicarlos. Los ladrillos no deben convertirse en una pesadilla de mantenimiento ni quedar dañados por un sistema que no es especial para mampostería. Como regla, nunca aplique productos que puedan afectar el ladrillo.

Conclusión

Para igualar un ladrillo, comience a planear con anticipación para encontrar o crear una mezcla de diferentes ladrillos. Si no encuentra ladrillos iguales, busque un ladrillo que sea igual en tamaño y textura, y luego busque acercarse lo más posible al color. Luego, use un sistema especial para teñir mampostería para acercar el color aún más al original.

Don Foster es el fundador y vicepresidente de Masonry Cosmetics Inc. Tiene más de 30 años de experiencia en el teñido e igualado de mampostería. Puede ponerse en contacto con Don en Brickmen@gmail.com.


Mensajes patrocinados