Cómo y cuándo usar una sierra perforadora - Guía de albañilería

Cómo y cuándo usar una sierra perforadora

Cuándo usar una sierra perforadora

En cuanto la sierra haya entrado en contacto con la superficie, haga los ajustes necesarios sobre la manera en que está sosteniendo la sierra perforadora con el fin de que corte un círculo uniforme.

La clave para hacer una perforación buena y limpia de diámetro largo es usar una sierra perforadora de calidad. No se debe escatimar en invertir en herramientas de construcción de calidad porque el resultado serán perforaciones de tamaño incorrecto y bordes rasgados además de provocar daños en el muro circundante a la perforación final. En resumen, un desastre total.

Si es carpintero o la mayoría de su trabajo lo hace en madera, usted debe saber cuándo usar una sierra perforadora. Los carpinteros deben buscar un equipo que tenga una amplia gama de sierras perforadoras que se fijen individualmente a un mandril de taladro que ya tiene la broca piloto insertada. La sierra se coloca en rígido en el mandril para brindar un corte limpio y preciso. Ya que la mayoría de las herramientas de ferretería para chapas requieren una perforación de 2⅛ de pulgada, revise que el equipo que está considerando adquirir sea de esta medida. También utilizará esta sierra perforadora cuando necesite correr tuberías de 1½ pulgada a través de sujetadores y, suponiendo que la profundidad sea mayor, a través de una sola placa y piso o de una placa superior en un muro de entramado.

El mandril se atornilla dentro de la sierra perforadora o se fija con una tuerca de collar. Una mejor opción es un sistema de herramientas con un portabrocas de cambio rápido que fija la sierra con rapidez y eficiencia siempre que se va a utilizar. Estos sistemas de herramientas también pueden emplear sierras perforadoras para madera convencional de hasta 2½ pulgadas.

También hay otros sistemas disponibles para ajustar sierras perforadoras de mayor tamaño con dientes que pueden cortar tejas, tablas de cemento, vidrio y mampostería. Este tipo de sierras suelen tener fondos más grandes (ranuras dentro de la sierra) para retirar los desechos que hay sobre la superficie que se cortó. Por ejemplo, estas sierras perforadoras son sumamente útiles para los remodeladores que están instalando baños en sótanos o que trabajan en áreas cercanas a duchas y necesitan hacer las perforaciones necesarias para instalar la ducha y su plomería.

Preparación para usar la sierra perforadora

Si nunca antes ha utilizado una sierra perforadora, practique en escombros, sobre todo si va a trabajar en un material que nunca ha taladrado. Le sugerimos usar guantes y lentes de protección.

Una vez que haya marcado la ubicación del lugar donde realizará la perforación, use un taladro común para realizar un hoyo piloto de ⅛ de pulgada en el centro. Esto le servirá como guía para la broca de la sierra perforadora y le ayudará a ubicar el hoyo justo en el lugar donde lo quiere realizar.

Ya que haya seleccionado la sierra perforadora apropiada y la haya montado en el mandril, lentamente comience a introducir la broca guía de la sierra perforadora dentro del hoyo piloto hasta que la sierra entre en contacto con la superficie, siempre manteniendo la broca en vertical.

En cuanto la sierra haya entrado en contacto con la superficie, haga los ajustes necesarios sobre la manera en que está sosteniendo la sierra perforadora con el fin de que corte un círculo uniforme. Realice el primer corte a una profundidad aproximada de ⅛ de pulgada con la mayor precisión posible antes de ejercer presión en la sierra. No intente ir más rápido, ya sea al momento del contacto inicial o en términos de la velocidad de la sierra. Recuerde que entre más ancho sea el diámetro de la sierra, la velocidad de perforación será menor.

Reduzca la presión en la parte trasera de la sierra durante algunos momentos para permitir que se limpien los escombros que quedan en el borde del corte.

[tip id=”9585″]

Si puede tener la visión general de las partes trasera y delantera del área que está trabajando (por ejemplo, una puerta donde quiere instalar una chapa), cuide el nivel de perforación que tendrá el mandril en la parte trasera. Retire la sierra perforadora, vaya a la parte trasera del área de trabajo y corte desde atrás. Esto le asegurará obtener un hoyo limpio en ambas superficies.

Si el hoyo que está haciendo es más profundo que la sierra perforadora, retire la sierra cuando esté cerca de la profundidad máxima y quite el material del hoyo usando un cincel. Vaya a la parte trasera del área de trabajo y emplee la sierra perforadora para realizar cortes más profundos hasta que el material del área que está cortando caiga por sí solo.

—Por Steve Sturgess

 


Mensajes patrocinados