Reemplazar ladrillos desconchados en una chimenea - Guía de albañilería

Reemplazar ladrillos desconchados en una chimenea

Los ladrillos de las chimeneas soportan todas las estaciones, por lo que saber cómo reparar ladrillos desconchados en una chimenea es una habilidad que vale la pena tener.

Por Brian Estill

Los ladrillos son como esponjas. Todos lo sabemos. Entonces, ¿por qué no consideramos importante impermeabilizar los ladrillos con un sellador? Es igualmente equivocada la creencia de que la mampostería no requiere de mantenimiento, porque sí lo requiere. Reemplazar los ladrillos desconchados en una chimenea es parte del mantenimiento. Los ladrillos de una chimenea soportan lo peor de las cuatro estaciones, por lo que sellar su chimenea debe tener prioridad sobre el resto de la casa.

Dicho esto, si una chimenea tiene más de dos o tres ladrillos resquebrajados, el problema debe resolverse de inmediato. Digamos que usted ve unas cuantas hileras con ladrillos que están desconchados o rotos. Esa es señal de que la tapa de la chimenea ya no sirve y que tiene que ser reemplazada.

El ladrillo resquebrajado de la chimenea necesita reparación.

El ladrillo resquebrajado de la chimenea necesita reparación.

Herramientas y materiales

  1. Ladrillos (obvio)
  2. Mortero (claro)
  3. Taladro percutor
  4. Broca para taladro de mampostería de 5/8
  5. Paleta de mezcla
  6. Escalera
  7. Llana de mampostería
  8. Llana de juntas de ¼ de pulgada
  9. Marcador de juntas
  10. Brocha
  11. Rociadora de pintura
  12. Cincel de una pulgada
  13. Aspiradora de taller y cable de extensión

Coloque su escalera. Asumiendo que puede alcanzar los ladrillos que va a reemplazar, y que no necesita ninguna otra escalera ni ninguna otra cosa, comencemos aquí. Use su taladro y la broca para taladro de mampostería de 5/8 de pulgada para taladrar dos agujeros para los ladrillos en medio de la pared y tres agujeros para los ladrillos de las esquinas.

Use su cincel de una pulgada o la configuración de martillo de su taladro percutor para comenzar a destruir el ladrillo. Un consejo para reemplazar ladrillos deteriorados es comezar por arriba o por debajo de los agujeros. Quitar los ladrillos debe ser relativamente fácil. El mortero que queda detrás de los otros ladrillos va a ser un poco difícil de quitar.

Use su cincel de una pulgada para darle golpecitos al mortero remanente en los otros ladrillos. Si el cincel no funciona tan bien, use un pasador de metal para mampostería. Intente golpear entre el ladrillo y el mortero viejo. Si eso tampoco funciona, lije el mortero usando papel de lija. Haga una prueba de ajuste de los ladrillos en seco.

Use su taladro inalámbrico o una llana cuadrada pequeña para mezclar su mortero premezclado en una cubeta de cinco galones. Recuerde que no se necesita mucha agua, así es que asegúrese de que su mortero esté un poco seco. Ahora inserte en la cubeta su llana, su marcador de juntas, su brocha suave y sus llanas de juntas. Está listo para colocar los ladrillos.

Use el rociador de agua para humedecer el agujero en donde colocará el ladrillo. Esto permite que haya una buena unión. Ponga mortero en el ladrillo, y luego ponga mortero en el agujero en el que irá el ladrillo. Deslice el ladrillo en el agujero. Vea los ladrillos a la derecha y a la izquierda. ¿Está cerca de estar en medio de esos ladrillos en cualquiera de los dos lados? Muy bien, esas son sus juntas verticales.

¿Y qué hay de los ladrillos en el fondo? ¿Está en paralelo con esos ladrillos? Excelente, esa es su junta horizontal. Ahora, use su llana de juntas para rellenar la junta superior y aplicar el mortero a todo alrededor del ladrillo. ¿El motero ya ha endurecido hasta el punto en que usted pudiera dejar impresa su huella digital? Si es así, cree las uniones, cepille y vuela a aplicar la unión.

Se muestra el ladrillo de la chimenea reparado y acabado.

Se muestra el ladrillo de la chimenea reparado y acabado.

Hora de limpiar el área. Use su cepillo y su llana para barrer y recoger los ladrillos flojos y el mortero viejo. Ponga todo en una cubeta. Baje la cubeta y suba la aspiradora de taller para aspirar el resto del polvo. Si puede subir una manguera hasta donde está trabajando, dele un manguerazo al techo al final.

Listo, ha terminado. Espere un par de días y luego vuelva con un sellador impermeabilizante, una brocha y un rodillo de pintura para impermeabilizar la chimenea.

Brian Estill es un albañil de ladrillos y artesano mampostero de Louisville, Kentucky.

En la imagen principal se muestra un ladrillo resquebrajado en una chimenea que necesita reparación.


Mensajes patrocinados