Tapajuntas para muros huecos - Guía de albañilería
Tapajuntas para muros huecos

Tapajuntas para muros huecos

Cuando hablamos de tapajuntas para muros huecos, muchas circunstancias afectan la instalación de productos para el control de humedad y no hay una misma solución para todos los casos.

Por Steven Fechino

Los tapajuntas son una parte importante de muchos proyectos de albañilería. Los arquitectos están diseñando productos de control de humedad dentro de las paredes, desde Arizona hasta Florida, y la capacidad de instalar adecuadamente los productos es de suma importancia para todos los contratistas de albañilería. Con la escasez de mecánicos calificados en albañilería, se ha vuelto difícil encontrar personal experimentado que pueda entender, dirigir e instalar los tapajuntas sin requerir orientación.

Se muestran una tabla para mezcla y más herramientas del negocio de la albañilería.

Se muestran una tabla para mezcla y más herramientas del negocio de la albañilería.

El concepto detrás del tapajuntas es simple: Corra una membrana sobre la cara del muro para recoger toda el agua que entre y permitir que salga. Muchas circunstancias pueden afectar la instalación de los tapajuntas para muros huecos  y es obvio que un tamaño no se ajusta a todo.

Colocación de tapajuntas en muros huecos

Una pared de respaldo hueca suele consistir en montantes y revestimiento, o unidades de albañilería de concreto (CMU). El sustrato es la parte interior del muro y suele construirse antes del revestimiento. El revestimiento puede estar compuesto de una variedad de materiales, incluyendo CMU, piedra artificial, premezclado y ladrillo.

La cavidad o el espacio de aire que se ubica en el exterior del sustrato y al interior del revestimiento ofrece un área donde se pueden instalar las barreras impermeables o las barreras de aire y vapor. En algunos casos, se coloca un aislamiento rígido y amarres. Estos materiales no rellenan la cavidad por completo, por lo que siempre existirá un espacio de aire.

Este edificio de la corte ya restaurado es un excelente ejemplo de una pared con cavidad mezclada y una construcción de ladrillos con varias astas.

Este edificio de la corte ya restaurado es un excelente ejemplo de una pared hueca mezclada y una construcción de ladrillos con varias astas.

El espacio de aire abierto en la cavidad no crea una vía para que la humedad que se absorbió a través del revestimiento entre en contacto directo y sature el sustrato. Sin embargo, sí permite que el aire y la humedad que absorbe el revestimiento o enchapado siga una vía abierta hacia los tapajuntas, orificios de drenaje y sofitos, y evaporarse a través del revestimiento, lo cual mantiene los muros y edificios más secos.

El cambio más significativo en la construcción de muros huecos en los últimos años es una profundidad mayor en el lecho, la cual permite colocar un aislamiento rígido dentro de la cavidad. Con mayores profundidades en los lechos, es importante que la persona que está instalando los tapajuntas para muros huecos preste atención a algunos detalles clave para garantizar que la humedad recogida se drene y no se acumule en los muros.

Componentes básicos de un sistema de tapajuntas

Presas de remate. Estas se colocan por debajo de la membrana del tapajuntas usando el sellador apropiado en los acabados o bordes del tapajuntas. La instalación debe incluir la colocación de un borde exterior en la presa de remate dentro de ¼ de pulgada de la cara del revestimeinto. Las presas de remate pueden comprarse como una sola pieza, unidades preformadas, las cuales están construidas o alojadas usando la membrana de tapajuntas en las juntas principales.

Se muestra cómo se usa una abrazadera para correr las líneas de un radio.

Se muestra cómo se usa una abrazadera para correr las líneas de un radio.

Botas esquineras. Las botas esquineras se colocan en las esquinas internas y externas por debajo de la membrana de tapajuntas usando el sellador adecuado. Deben extenderse a la parte alta del tapajuntas en el sustrato y tener un acabado dentro de ¼ de pulgada de la cara del revestimeinto. En general es menos costoso y más confiable para el albañil comprar los componentes de las botas esquineras que construirlas en campo, donde las tarifas de la mano de obra se calculan a partir de la fabricación.

Barra de terminación. Este componente es una barra de plástico (1 ¼ pulgadas x 1/8 de pulgada de grosor) o de acero inoxidable (1 ¼ pulgadas de ancho x 16 de grosor) que une mecánicamente la parte superior del tapajuntas a la pared del sustrato. Una junta de sellador hecha de neopreno unida a tornillos #14 de 2 pulgadas de largo se unen en las ubicaciones de los montantes o directamente en el sustrato de la CMU. El sellador debe colocarse detrás de la barra de terminación para crear una junta que prevenga que la humedad de líquidos que corre por la pared llegue a la parte posterior del tapajuntas. El asfalto plastificado es un material popular de tapajuntas que tiene material auto-adherente en uno de sus lados. Aunque es pegajoso, el producto requiere una base integrada, que es un químico que aumenta la fuerza de la unión. Siempre es una buena idea crear una unión química tan fuerte como sea posible, y una barra de terminación es una unión mecánica que garantiza que el tapajuntas se quedará en su lugar durante toda la vida del edificio.

Este es un pequeño muro residencial que está listo para su reconstrucción.

Este es un pequeño muro residencial que está listo para su reconstrucción.

Orificios de drenaje. Este componente se ha configurado de muchas formas. Durante todos los años en que he trabajado en el campo de la albañilería, he visto extractores de aire de metal, cuerdas de algodón, tubos de plástico, juntas principales de abiertas, cuerda de nailon con cubierta plástica, orificios de drenaje y mallas no tejidas altas. Cuando considere su opción para orificios, aquí doy algunos detalles a tener en cuenta. La cuerda de nailon únicamente permitirá que pase el agua, pero no absorbe ni atrae el agua; no es una buena opción. La cuerda de algodón se deteriorará y no se echará a perder con el paso del tiempo, dejando una plasta negra en muchas ubicaciones, la cual obstruirá las aberturas. Las cuerdas tampoco permiten ningún flujo de aire para ventilación. Es por eso que muchos albañiles han empezado a buscar otras opciones. Las mallas altas y los orificios de drenaje son los orificios más comunes que se usan actualmente y que los prefieren la mayoría de los instaladores.

Recolección de mortero. Los recolectores de mortero se crearon con una forma de cola de milano hace más de 25 años. Antes, el albañil tenía que echar la grava de río con pala dentro de la cavidad en la parte superior del tapajuntas para crear una capa de desagüe para que la humedad pase a través de la ventila de drenaje. Vaya que fue un desastre. Varias pruebas mostraron que la grava de río creaba una presa de mortero que evitaba que el agua se desplazara al nivel del tapajuntas. Actualmente es importante que el colector de mortero llene la distancia entre la cara interior del revestimeinto y el sustrato a ¼ de pulgada. Conforme se acumulan los escurrimientos de mortero, la cola de milano separa los escurrimientos en dos niveles y permite que pase el agua, sin ninguna obstrucción, a través de los ángulos de las colas de milano hasta llegar al tapajuntas inferior.

Se muestra una construcción de pared con cavidad con arcos decorativos en piedra caliza.

Se muestra una construcción de una pared hueca con arcos decorativos en piedra caliza.

Membranas. La membrana del tapajuntas es el panel de tablarroca que es la forma básica del sistema de tapajuntas. Las membranas hechas de materiales a base de polímeros suelen estar disponibles en grosores de 40 mil. Algunas opciones incluyen poliolefina termoplástica, un material de techado que se ha adaptado para albañilería y puede calentarse con soldadura cuando sea necesario; asfalto plastificado, una membrana auto-adherente que se utiliza ampliamente para muchas transiciones, terminaciones y tapajuntas dentro de una estructura; vinilo termoplástico, una membrana de amplio uso en Europa para techado; y monómero de etileno propileno dieno (EPDM), el cual es flexible y fácil de usar.

El uso de una membrana de tapajuntas a base de polímero es común y dará buenos resultados cuando se instale adecuadamente. Los selladores utilizados para unir componentes, uniones y terminaciones deben ser iguales a los productos especificados. Debe evitarse el uso de poliuretano elastomérico y la masilla bituminosa porque la compatibilidad y la unión químicas del sellador en la membrana pueden representar problemas. Una buena elección en todo el panel sería utilizar un hule sintético sin curar o un butilo para manejar las conexiones. Muchos fabricantes pueden ofrecer cartas de capacidad para el butilo ya que han estado en el mercado durante muchos años y han ofrecido un desempeño constante.

Los tapajuntas metálicos están disponibles como paneles de tablarroca y productos enrollados en frío. Los paneles de tablarroca laminadas pueden estar hechos de cobre (disponibles en distintos pesos) o acero inoxidable. Los revestimientos protectores laminados en el metal suelen ser de fibra de vidrio o polipropileno, y pueden resistir las perforaciones que pueden ocurrir en un sitio de proyecto. Los productos enrollados en frío son escasos en estos días. Al comprarse como materiales de 16 onzas y 26 de calibre, los costos de mano obra son altos para este tipo de tapajuntas. Es necesario preformar con un metalúrgico y una planeación extensiva para garantizar que el producto cumple con las tolerancias reales del edificio.

Borde de goteo. Por lo general está hecho de acero inoxidable y las opciones incluyen el cobre o el acero (con la opción de distintos colores) con cubierta de Kynar. El propósito del borde de goteo es retirar el agua que se acumula en el frente del edificio y evitar que regrese al tapajuntas mediante una acción capilar. El borde de goteo tiene una vuelta hacia abajo que suele extenderse en 3/8 de pulgada y tiene un borde doblado. El doblez permite que la humedad acumulada se lleve lejos de la cara del revestimeinto y no gotee cerca de la estructura. A fechas recientes, el borde de goteo con vuelta hacia abajo se volvió popular para aquellas personas que no querían ver el borde doblado. Yo no recomiendo este detalle ya que puede provocar que el agua entre a la estructura desde la parte inferior del tapajuntas y dejar que el agua se acumule en la parte posterior de la cavidad, esto debido al mayor grosor del doblez.

Steven Fechino es gerente de ingeniería y construcción con 35 años de experiencia en la restauración de mampostería, control de humedad y construcción en superficies duras en jardines. Se le puede contactar en sfechino@mortarnet.com.


Mensajes patrocinados