Riesgo de reclamos salariales en la industria de la construcción - Guía de albañilería

Riesgo de reclamos salariales en la industria de la construcción

Entendiendo el riesgo de los reclamos salariales en la industria de la construcción bajo la Ley de Estándares Laborales Justos y cómo le puede afectar.

Por Timothy R. Hughes

Los reclamos salariales al tenor de la Ley de los Estándares Laborales Justos (FLSA) han tenido un aumento explosivo en los últimos años. Entre la aplicación más agresiva por parte del Departamento del Trabajo de EE.UU. y las demandas privadas que han interpuesto los empleados en contra de los patrones, estos últimos se han enfrentado a aumentos considerables en riesgos y exposición en este contexto.

En particular, los negocios de subcontratación en la industria de la construcción han sido objeto frecuente de litigios y acciones para hacer cumplir la ley. Aunque es probable que la nueva administración federal traiga cambios considerables en este campo de la ley, el alcance y la naturaleza de dichos cambios aún resulta imposible de predecir.

Los aspectos fundamentales de la FLSA

La FLSA establece el salario mínimo, tiempo extra, generación de registros así como otros requisitos. En términos simples, los trabajadores que no están exentos tienen el derecho a un salario mínimo de $7.25 por hora. Los empleados no exentos que trabajen más de 40 horas por semana tienen el derecho a tiempo extra a una tasa de 1.5 veces el salario regular por tiempo excedente sobre la base de 40 horas. Existen una cantidad de excepciones para los supuestos empleados “exentos”. Por ejemplo, quedan excluidos los empleados ejecutivos, administrativos y profesionales.

Algunos patrones utilizan a contratistas independientes para realizar los trabajos de construcción. Dado que la FLSA es aplicable a los “empleados”, los contratistas que son realmente independientes no tendrían derecho al tiempo extra. Sin embargo, la cuestión de si un individuo está debidamente clasificado como empleado o un contratista independiente ha sido objeto de extensas investigaciones, normativas y litigios en varios casos. Los contratistas que contraten contratistas independientes tienen que tener especial cuidado para evitar asumir un riesgo amplio a este respecto.

Cambios propuestos antes de la elección

En 2016, el Departamento del Trabajo (DOL) en el gobierno de Obama lanzó cambios normativos considerables al régimen de la FLSA. El cambio normativo más importante fue una regla que aumentaría el límite salarial de $23,660 a $47, 476 como el nivel mínimo en que un empleado podría reunir los requisitos legales para considerarse exento y, en consecuencia, evitar el pago de tiempo extra en virtud de la FLSA.

La DOL definió el día 1º de diciembre de 2016 como la fecha de implementación para la nueva regla en materia de tiempo extra. Los abogados presentaron varios casos ante los juzgados que rebatían la regla de tiempo extra. El Juzgado de Distrito de EE.UU. para el Distrito Este de Texas lanzó un amparo preliminar el día 22 de noviembre del año pasado para bloquear temporalmente la implementación de las nuevas reglas. El DOL del gobierno de Obama apeló esa decisión.

A la luz del cambio en gobiernos, el gobierno de Trump ha presentado solicitudes relacionadas con los retrasos aprobados en la presentación de respuestas en la apelación pendiente. A fechas recientes, el juzgado dio una prórroga a la fecha actual para la respuesta breve, que está programada para el día 30 de junio de 2017.

¿Qué pasará después?

Cuando se habla del riesgo de reclamos salariales en la industria de la construcción, la respuesta más sincera es que nadie sabe a ciencia cierta qué vaya a pasar. La selección de Alexander Acosta como Secretario del Trabajo por parte del Presidente Trump se confirmó recientemente el día 27 de abril de 2017, después de que se retirara su primer nominado, Andre Puzder. Puzder era el antiguo presidente de los restaurantes CKE, la empresa matriz de Hardee’s y Carl’s Jr. Era uno de los críticos más francos y directos de los cambios en materia de la regla de tiempo extra del gobierno de Obama, una postura que no fue sorpresa considerando sus antecedentes en la industria de la comida rápida y la historia del Ministerio de Trabajo y litigando contra la industria de los servicios alimenticios.

La postura de Acosta acerca de las reglas de tiempo extra puede tener más matices. En sus audiencias confirmatorias, expresó su apoyo con respecto al aumento en el límite salarial a un estatus de exención. No obstante, declaró en su audiencia confirmatoria que tomar el nivel salarial (que había permanecido sin cambios desde 2004) y duplicar el límite “sí crea lo que llamaría tensión en el sistema”.

Parece cierto que el gobierno de Trump tendrá un apetito menor por una aplicación y protección agresivas de los trabajadores por encima de los patrones. Aún está por verse si su administración irá más allá del bloqueo de la regla de tiempo extra de Obama y tratará de revertir o alterar el régimen previamente establecido de la FLSA así como el marco normativo anterior.

Conclusión

Aunque los cambios en la regla del gobierno de Obama en materia de tiempo extra parecen representar un obstáculo, sigue intacto el régimen subyacente de la FLSA. Esto significa que los patrones del contratista deben tener cuidado de documentar todas las horas y contar las debidas gestiones para evitar el tiempo extra o pagarlo cuando corresponda. Los patrones deben tener una postura conservadora con respecto a su clasificación como exentos o no exentos.

Finalmente, los patrones deben mantener cierta distancia con respecto a intentar reclasificar como contratistas independientes a personas que deben ser empleados. A pesar del cambio en la postura, la ley subyacente y el marco de litigio ofrece varias vías para el riesgo de responsabilidad que tienen los contratistas que asumen riesgos en este rubro.

Timothy R. Hughes

Timothy R. Hughes

El abogado Timothy R. Hughes, profesional acreditado por LEED, es el accionista administrador del bufete legal Bean Kinney & Korman, P.C. en Arlington Va. Abogado de la construcción, bienes raíces y empresarial, fue reconocido como un “Líder en Leyes” en 2010 por Virginia Lawyer’s Weekly, miembro de “Legal Elite” en las Leyes de la Construcción por Virginia Business Magazine, y uno de los “Mejores Abogados de los Estados Unidos” por las Leyes de la Construcción de Virginia. Anterior presidente de la Sección de Leyes de la Construcción y Contratos Públicos del Colegio de Abogados del Estado de Virginia, lo puede contactar llamando al 703-525-4000 o por correo electrónico en thughes@beankinney.com.


Mensajes patrocinados