Prevenir contaminantes durante la remodelación de un hospital - Guía de albañilería
Prevenir contaminantes durante la remodelación de un hospital

Prevenir contaminantes durante la remodelación de un hospital

Cuando se construye en hospitales, puede haber partículas con el potencial de ser dañinas a su alrededor. Aquí le decimos cómo prevenir contaminantes durante la remodelación o construcción de un hospital.

Por Dave Branch

La última vez que estuvo en un hospital, ya sea como paciente o como visitante, ¿se detuvo a pensar que el aire que estaba respirando o las superficies que estaba tocando podrían contagiarle una enfermedad o, lo que es peor, causarle la muerte? No estamos hablando de una bacteria o virus ultrarresistente o de una enfermedad transmitida por el aire, sino de algo que usted no esperaría: contaminantes de residuos de trabajo de construcción transmitidos por el aire o en las superficies.

sanding_600x400¿Sabía que los Centros de Prevención y Control del Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) estiman que más de 2 millones de pacientes o visitantes adquieren infecciones en hospitales de los EE. UU. durante su hospitalización o mientras cuidan a un familiar hospitalizado por otros problemas médicos? Adicionalmente, 88,000 fallecen como resultado directo o indirecto de estas infecciones. Se estima que alrededor de 5,000 de estos casos están relacionados con la construcción.

Cada año se gastan aproximadamente $10 mil millones en la construcción de instalaciones médicas en los Estados Unidos. Aproximadamente el 70 por ciento de ese total se gasta en renovaciones y el 30 por ciento en construcciones nuevas. Ahora más que nunca es importante que los profesionales de la construcción, incluidos los contratistas de albañilería, estén educados y entiendan en su totalidad de qué manera los proyectos de renovación y construcción pueden comprometer la calidad del aire de los pacientes.

Demoler sin paredes de contención adecuadas; quitar paredes exteriores e interiores; y hacer perforaciones puede incrementar el riesgo de infección en las instalaciones médicas. Esto es debido a las esporas de hongos que son transportadas vía aérea y que por lo general se originan en materiales de construcción que fueron dañados por el agua. Y, no parecen tener moho visible. El moho estar en la cavidad de la pared, o tal vez lo taparon con pintura. También podría estar laminado con nuevo material. En las instalaciones más antiguas, entre el 80 y el 90 por ciento de los edificios usan generalmente materiales de construcción de mampostería (baldosas de barro, unidades de mampostería de concreto [CMU, por sus siglas en inglés] o ladrillos estructurales).

Algunos tipos de moho, como el Aspergillus, pueden crecer en materiales de construcción modernos, si están mojados por más de 72 horas. Esto podría pasar en áreas en donde existe intrusión de agua por varios días antes de ser descubierta. Estas esporas pueden luego transmitirse vía aérea durante una demolición o construcción. Tienen lo que se conoce como “velocidades de sedimentación bajas” y permanecen en el aire por largos periodos. Estas partículas son microscópicas y pasan desapercibidas.

Adicionalmente, durante las renovaciones en donde el agua no causó daños, ciertas áreas pueden tener bacterias, moho y virus acumulados. Estos organismos pueden reproducirse en el agua que estuvo en el aire y luego se establecen en las paredes arriba del techo, en las planchas de los pisos de concreto arriba del techo o en otros lugares de la construcción que normalmente nunca son vistos por los seres humanos.

Los hospitales en los Estados Unidos están regulados por The Joint Commission. Esta organización crea reglamentos y guías que los hospitales deben seguir para permanecer acreditados y continuar operando. Parte de esos reglamentos y guías son creados para educar a los administradores de las instalaciones sobre lo que se debe hacer durante el proceso de construcción para proteger tanto a los pacientes como al público. Estos reglamentos y guías son mantenidos y puestos en práctica por un departamento de control de infecciones y un departamento de mantenimiento y/o ingeniería de las instalaciones. Generalmente, ellos tienen tanto las listas como los procedimientos adecuados que deben seguirse y mantenerse. Adicionalmente, se llevan a cabo procesos de monitoreo e inspecciones antes, durante y después de la construcción de una manera organizada y prescrita de manera periódica. Estos procedimientos de protección se establecen para que usted, como el contratista, no solo esté protegido de los contaminantes físicos, sino también de los posibles riesgos legales, en caso de que no se llegaran a seguir los procedimientos de protección.

Por lo general,  cuando se habla de prevenir contaminantes durante la remodelación de un hospital, la protección se proporciona en forma de barreras temporales o paredes de contención, y la zona de construcción se equipa con ventilas de presión de aire negativa y otras medidas de protección.

13975375_673728479442862_8941682112570195543_oAsí es que, la próxima vez que vea esas barricadas en un ambiente de hospital, puede agradecerles a los inspectores de seguridad de la obra. Están ahí para protegerlo.


Dave Branch es el gerente de documentación de las instalaciones de Children’s of Alabama en Birmingham, Alabama. Antes de trabajar en Children’s, trabajó por más de 23 años en un despacho arquitectónico tradicional en Georgia y Alabama. También trabajó para una compañía constructora local en Birmingham, en la administración e implementación de BIM. Su experiencia previa en diseño y administración de proyectos incluye comercial, residencial, educativa (tanto primaria y secundaria como educación superior), hotelería y salubridad.


Mensajes patrocinados